16 de Abril de 2014, 06:22:43 am

Autor Tema: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":  (Leído 15249 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado gatitos.catalunya (aka TULIGATOS)

  • Ragdoll
  • *
  • Mensajes: 3.013
  • Karma: +9/-5
  • Sexo: Femenino
    • http://www.gatitoscatalunya.com/
  • Gatos: Más de 10
Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« en: 16 de Diciembre de 2008, 18:40:18 pm »
                                   Nota: Es un documento copiado que ha escrito por un experto veterinario de gatos.

Los gatos tienen un tracto intestinal relativamente corto. Toman la mayoria de sus nutrientes de la carne, que requiere menos superficie y longitud de area para la digestion.

Los problemas en el tracto intestinal (intestino grueso y delgado) están asociados con tres síntomas comunes: diarrea, estreñimiento y el evacuar sangre. El vómito tambien puede ocurrir con ciertos desórdenes intestinales.

DIARREA:

La diarrea es el pasaje de excremento suelto, sin formar. En la mayoria de los casos hay un volúmen grande de excremento y un aumento en la frecuencia de evacuación.

El alimento en el intestino delgado toma cerca de 8 horas para llegar al colon. Durante este tiempo la mayor parte es absorbido. Un 80 por ciento de agua es absorbida en el intestino delgado. El colon concentra y almacena el deshecho. Al final, un excremento bien formado es evacuado. Un excremento normal no contiene mucosidad, sangre o alimento sin digerir.

El tiempo de tránsito en el tracto intestinal puede apresurarse por varias cincunstancias. Cuando esto ocurre un gran volúmen de excremento en un estado semi-sólido o líquido llegan a el recto. Esto da como resultado heces grandes, sueltas, sin formar. Una causa común de esto es la sobre alimentacion. Mucho alimento presenta al colon mas volúmen que el que puede soportar fácilmente.

Algunos gatos adultos (y ocasionalmente gatitos) no pueden tolerar la leche y algunos productos derivados de ella. Esto es porque no tienen la suficiente cantidad de una enzima llamada lactasa que ayuda a la digestión de los azúcares de la leche. El azúcar que no fue absorbido, llamada lactosa, no permite que se absorba agua en el intestino delgado, lo cual produce un aumento en la motilidad y un volúmen grande de heces.

Otros alimentos que los gatos pueden no tolerar o que pueden causarles alergia son: el pescado, los huevos, condimentos, carne de caballo, alimento para humanos (sobritas), y algunos alimentos comerciales para gatos. Algunas veces, aún una desviación menor de la dieta acostumbrada puede causar diarrea, con o sin vómito.

Los gatos tienen diarrea emocional cuando están inquietos o excitados, por ejemplo cuando van al veterinario o a alguna exhibición de gatos.

Para intentar hacer más fácil la búsqueda de la causa de la diarrea, empiece por examinar el color, consistencia, olor y frecuencia de el excremento:

COLOR : El normal es : café

Excremento amarillo o verdoso : Indica un tránsito rápido.
Excremento negruzco : Indica sangrado en el tracto digestivo superior.
Excremento sangriento Sangre roja o coagulos : Indican sangrado en la parte inferior del intestino(colon)
Excremento pastoso, de color claro : Indica falta de bilis (enfermedad de el hígado).
Excremento grande, con olor rancio, gris : Indica digestión inadecuada.

CONSISTENCIA:

Excremento suave, mucho volumen Se ve frecuentemente cuando los gatos son sobrealimentados; o reciben comida de baja calidad, con alto contenido de fibra.
Excremento como agua Indica irritación de la pared del intestino (por ejemplo infecciones severas, toxinas) y absorción no adecuada
Excremento espumoso Sugiere una infección bacterial.
Excremento grasoso (frecuentemente con aceite en el pelo alrededor dell ano) Indica mala absorción.

OLOR:

(Entre mas aguado el excremento, mayor olor)

Parecido a la comida o a la leche agria Sugiere digestión incompleta y absorción inadecuada (por ejemplo la sobrealimentacion, especialmente en gatitos).
Con olor putrefacto Sugiere infección intestinal y/o sangre en el excremento (Panleukopenia Felina).

FRECUENCIA:


Varias veces en una hora, cada uno pequeño con esfuerzo Sugiere colitis.
Tres o cuatro veces al dia, grandes Sugiere mala absorción o algún desorden de el intestino delgado


La diarrea que persiste por una semana o mas sugiere una enfermedad cronica, tal como colitis, infestación de parásitos, o síndrome de mala absorción.

"Algunos desórdenes específicos del intestino delgado y grueso asociados con la diarrea son:"

ENTERITIS :

El intestino delgado contiene una flora normal de bacteria que no es dañina para el gato. Sin embargo, cuando el balance es roto por estrés, enfermedad, cambio de dieta, la administración de antibióticos, o por razones desconocidas, el crecimiento de bacteria dañina puede llevar a la enteritis o inflamación de la cubierta del intestino delgado. Los síntomas pueden ser leves o severos, dependiendo del grado de la enfermedad.

" La ingestión de toxinas e iritantes es otra causa de la enteritis. Substancias irritantes que los gatos pueden comer incluyen:"

Animales muertos, roedores y aves.
Basura y alimento echado a perder.
Sales, condimentos y grasas.
Tela, pasto, papel, plástico, etc...
Partes de collares contra las pulgas.

"Algunas substancias tóxicas que causan enteritis son:"

Gasolina, kerosene, aceite o sus derivados.
Fluidos para limpieza, refrigerantes.
Insecticidas
Cloro, frecuentemente en la taza del baño.
Plantas silvestres y ornamentales.
Materiales de construcción (cemento, pinturas).
Fuegos artificiales que contengan fósforo.

La ENTERITIS tóxica no es comun en el gato. Los gatos son muy cuidadosos con lo que comen, y comen despacio. Sin embargo, estas substancias pueden ser ingeridas cuando un gato limpia sus patas o se asea el pelo. Muchas de estas sustancias son igualmente tóxicas para el estómago y causan vómito.

Enteritis Infecciosa:

Una variedad de agentes pueden ser responsables de la diarrea infecciosa. Uno de estos, la enteritis infecciosa felina o Panleucopenia, es una enfermedad viral que ataca muchas partes del cuerpo incluyendo el tracto gastrointestinal.
Los signos incluyen fiebre, vómito, diarrea, pérdida del apetito y extrema depresión.
Infecciones secundarias en la pared del intestino causadas por bacterias oportunistas pueden ser responsables de la diarrea en algunos casos.

Los protozoarios que pueden producir una enteritis infecciosa son la coccidia, giardia y toxoplasma. La coccidia, en particular es frecuente en gatos jovenes. Sin embargo el encontrar protozoa en el excremento no significa necesariamente que haya causado el problema.
Los parasitos intestinales tambien pueden causar diarrea.

  COLITIS :

Esta es una enfermedad inflamatoria de la parte baja del intestino, frecuentemente no se sabe la causa. Los signos son esfuerzo y dolor al defecar, flatulencia y el pasaje de muchas heces pequeñas, algunas veces mezcladas con mucosidad y sangre. Debido a que los nutrientes son absorbidos en el intestino superior, la colitis tiene poco efecto en la apariencia o bienestar de el gato.

SÍNDROME DE MALA ABSORCIÓN :

Los síndromes de mala absorción están caracterizados por la inhabilidad de absorber nutrientes del intestino. Tales gatos estan desnutridos. Hay mucha grasa en el excremento, dándole un olor rancio. El pelo alrededor de el ano está grasoso o aceitoso.

Los desordenes de mala absorción no son comunes. Pueden deberse a enfermedad pancreática (causando una falta de enzimas digestivas);enfermedad de el hígado (causando falta de bilis); daño a la pared de el intestino causada por una infección anterior; un crecimiento como un linfosarcoma; y problemas circulatorios en los cuales hay un flujo de sangre insuficiente a la pared del intestino.

La causa de la mala absorción puede ser determinada por lo general, pero esto requiere de estudios de diagnostico específicos. Después, se le puede dar al gato la enzima que falta con sus alimentos.


--------------------------------------------------------------------------------

TRATAMIENTO DE LA DIARREA :

La diarrea es un síntoma, no una enfermedad.

El primer paso es encontrar y curar la causa.

Cuando la leche está causando problemas, se puede eliminar de la dieta sin causar alguna deficiencia nutricional pues no es parte necesaria en la dieta de un gato adulto.

La diarrea causada por sobrecomida (caracterizada por varios excrementos grandes, mazosos, sin formar) se controla al disminuir el alimento que consume el gato y dando tres comidas pequeñas al dia.
Cuando el problema es agua para beber a la que no esta acostumbrado el gato, lleve consigo el agua a la que sí está acostumbrado.
Cuando están involucradas sustancias irritantes o tóxicas, se debe hacer un esfuerzo por identificar al agente ingerido, pues podrian ser necesarios antídotos específicos.

Las alergias a alimentos o intolerancias responden a eliminar el alimento específico causante del problema.
Hay dietas no alergénicas disponibles atraves de los veterinarios.
Contienen arroz y carnero, dos ingredientes a los cuales es improbable que los gatos sean alérgicos.
Son usados como base a la cual se le van añadiendo otros ingredientes, para probar su efecto en el tracto digestivo del animal.

Una diarrea aguda que persiste por mas de 24 horas puede ser un serio problema.

Un gato se deshidrata rápidamente cuando sus niveles de fluído disminuyen. Esto lleva al shock y el colapso. Consulte a su veterinario inmediatamente. Otras indicaciones para consultar a su veterinario son la diarrea con sangre y la diarrea acompañada de vómito, fiebre y signos de toxicidad.


La diarrea que dura poco no asociada con pérdida excesiva de fluido puede ser tratada en casa por lo general. Nada de alimento por 24 horas. Si su gato parece tener sed, déle agua en pequeña cantidad, o cubitos de hielo para que lama. Cuando empieze a responder, déle una dieta fácil de digerir que no contenga grasa. las dietas que contienen carne molida hervida (una parte por dos partes de arroz cocido, sin caldo) queso cottage, macarroni cocido, o huevos tibios son buenos en pequeñas cantidades.

Dietas especiales por prescripcion como Hill's I/D.Continúe con esta dieta blanda por 3 días, aunque el gato parezca haberse reestablecido.


Nota importante: sobre la causa de una diarrea crónica (más de una semana de duración) es difícil de diagnosticar y tratar.

                                         Requiere de análisis de laboratorio y monitoreo profesional.


« última modificación: 21 de Diciembre de 2008, 14:25:45 pm por TULI »

Desconectado gatitos.catalunya (aka TULIGATOS)

  • Ragdoll
  • *
  • Mensajes: 3.013
  • Karma: +9/-5
  • Sexo: Femenino
    • http://www.gatitoscatalunya.com/
  • Gatos: Más de 10
Re: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« Respuesta #1 en: 21 de Diciembre de 2008, 13:56:04 pm »
Os copio un artículo de un equipo experto de veterinarios felinos:

Las heces de los gatos son marrones y bien formadas. Si sufren diarrea, la consistencia de las heces se vuelve blanda e incluso acuosa, y el color puede cambiar a tonos más claros o más oscuros de lo normal. También podemos encontrar sangre fresca o moco en las heces. El patrón habitual de defecación también puede cambiar y pueden mostrar  esfuerzos al defecar en el arenero. Estos signos han de tenerse en cuenta ya que ayudarán a determinar la causa de la diarrea.

Causas de la diarrea:
La diarrea puede ser causada por numerosas enfermedades, ya sean dentro del tracto gastrointestinal  (por ejemplo, las infecciones) o fuera (por ejemplo, hígado o riñón). En gatos jóvenes la diarrea la mayoría de las veces está causada por:

Dieta: En gatitos lactantes, la  sobrealimentación (ya sea  por ser alimentados con demasiada frecuencia o por ingerir demasiada leche en cada una de las tomas) es una razón común para el desarrollo de una diarrea explosiva.

Si se cría a mano a un gatito, la utilización de los alimentos que no están diseñados para el gato, o la sobrealimentación son errores comunes que pueden conducir también al desarrollo de diarrea.

Del mismo modo, la falta o disminución de leche de una madre  puede causar el subdesarrollo del tracto intestinal, dando lugar a la diarrea.

Después del destete, cambios repentinos en la dieta también puede causar diarrea. Algunos gatitos desarrollar intolerancia a la lactosa (la lactosa es un componente de la leche) y se desarrollará diarrea si se le da leche.

Gatitos juguetones también pueden comer cosas que no se suponen y puede causarles malestar.

Causas infecciosas: Virus, bacterias o parásitos (por ejemplo, los gusanos) pueden ser causas de diarrea. Cuando este es el caso, se suele observar a más de un gatito afectado en una camada o pueden verse afectados otros gatos que convivan en un mismo hogar.

Las infecciones  por parvovirus (o panleucopenia), coronavirus y rotavirus son causas virales frecuentes de diarrea.
Salmonella y Campylobacter son dos bacterias que pueden cursar con diarrea.

Respecto a los parásitos, otras posibles causas son nematodos, protozoos y anquilostomas (por ejemplo, Giardia). No obstante, la mayoría de gatos jóvenes afectados por estas últimas infecciones suelen mostrar como síntoma principal un pobre crecimiento con mayor frecuencia que diarrea.

En los gatos adultos las causas más comunes de diarrea son los siguientes:

-Enfermedad inflamatoria intestinal
-Los tumores, como linfosarcoma o adenocarcinoma
-Infecciones
-Parásitos
-Intolerancia alimentaria
-Hipertiroidismo
-Drogas o toxinas
-Insuficiencia pancreática exocrina, por lo general causada por la destrucción del páncreas a causa de una infección

Síntomas de diarrea:
Los síntomas que muestra el gato dependerá en gran medida de qué parte del intestino esté afectado. En los gatos donde la diarrea es causada por un problema en el intestino delgado, habrá grandes volúmenes de diarrea acuosa y van a perder peso corporal. En la diarrea de intestino grueso, los gatos defecan pequeñas cantidades de heces blandas, y en ocasiones contienen algunos  trazos de sangre fresca o moco. Los gatos defecan con mayor frecuencia y probablemente muestren esfuerzos al hacerlo. Sin embargo, a menudo los signos que muestran los gatos serán una combinación de ambos.

Es relativamente  fácil controlar la consistencia y aspecto de las heces del gato si este es un único gato y usa un arenero. Sin embargo, en los gatos que defecan fuera, o en una casa con varios gatos, puede resultar mucho más difícil determinar lo que está sucediendo. Sin embargo, si la diarrea se convierte en grave, incluso los gatos que defecan fuera comienzan a tener accidentes/pérdidas dentro de la casa porque no pueden salir a tiempo. También podemos encontrar restos de heces blandas pegadas al pelo bajo la cola.

Lo mejor sería aislar al gato enfermo de los demás  si sospecha que tiene problemas de diarrea. El vómito es también un signo común en los gatos que tienen problemas en el tracto gastrointestinal. Algunos gatos puede empezar a beber un poco más para compensar el líquido perdido por la diarrea.

Test diagnósticos:

Su veterinario examinará a su gato y después de hacerle varias preguntas decidirá si son necesarias otras pruebas para confirmar el diagnóstico. Si la diarrea se ha desarrollado recientemente, y el gato está activo y alerta, el veterinario tal vez necesitará  tratar únicamente los síntomas, y el problema se podría resolver en breve. Si la diarrea es crónica (dura más de cuatro semanas) o si otros signos clínicos están presentes, se requiere a menudo pruebas de diagnóstico adicionales para encontrar la causa subyacente.

A menudo es necesario llevar a cabo análisis de sangre y orina para descartar enfermedades fuera del tracto gastrointestinal (como el hipertiroidismo, enfermedad hepática, enfermedad renal) y para determinar si el gato ha sido infectado con el virus de la leucemia felina o el virus de inmunodeficiencia felina. Las pruebas de sangre también se utilizan a veces para evaluar la función del intestino y el páncreas.

Pueden que le sean solicitadas muestras fecales para examinarlas y determinar la presencia de parásitos tales como gusanos y puede que sea necesario cultivarlas para detectar la presencia de bacterias anormales. A menudo es necesario examinar más de una muestra para confirmar o descartar una infección.

En determinados casos son necesarias las radiografías (rayos X) y la ecografía para examinar el tracto gastrointestinal y detectar anomalías.

A veces las biopsias del tracto gastrointestinal son imprescindibles para hacer un diagnóstico. El estómago junto a la primera parte del intestino delgado y el intestino grueso pueden ser examinados mediante un endoscopio y, en caso necesario, es posible tomar diminutas biopsias con  unas pinzas especiales que pasan a través del endoscopio. Esto puede proporcionar una alternativa a la toma de biopsias mediante una laparotomía (una operación quirúrgica), aunque no descarta la necesidad en algunos casos de utilizar esta técnica.

Tratamientos:

El tratamiento siempre se adaptará a la causa subyacente a tratar (por ejemplo, medicamentos apropiados para eliminar los parásitos u otras infecciones). Si un gato de repente desarrolla una diarrea, pero sin embargo se muestra activo, puede ser necesario el ayuno durante 24 horas ya que a menudo la enfermedad es autolimitante. Durante este tiempo al gato se le puede prescribir una solución para rehidratarle (siempre y cuando no tenga vómitos). Después de un ayuno, suele ser recomendada una dieta baja en sal, de consistencia blanda, muy digerible y baja en grasa. Esto puede consistir en pollo o pavo, o dietas comerciales especialmente preparadas para tratar problemas digestivos que le proporcionará su veterinario. Inicialmente el gato debe ser alimentado en tres o cuatro comidas al día para reducir la posibilidad de sobrecarga de su intestino. Durante los dos a tres días siguientes, la dieta debe cambiarse de forma gradual a su dieta normal. Si el gato está muy aletargado o deshidratado, será necesario que reciba fluidos intravenosos.

En los casos más graves, o gatos con diarrea de larga duración, serán necesarias más pruebas para determinar la causa y por tanto el tratamiento más apropiado. Los antibióticos sólo son útiles en el tratamiento de la diarrea bacteriana si se ha encontrado  un cultivo fecal positivo, o si el intestino se encuentra gravemente dañado. Generalmente en la mayoría de los casos no son útiles e incluso pueden agravar la diarrea.

La enfermedad inflamatoria intestinal es multifactorial y el tratamiento se prescribe de forma individual. La dieta juega un papel importante en el tratamiento. Las dietas que a menudo son prescritas contienen una única fuente novel de proteína (que es una proteína que el gato no ha comido en los últimos seis meses) y  están bien equilibradas. El gato debe alimentarse únicamente con esta dieta durante al menos cuatro semanas para juzgar si hay alguna mejoría.  También pueden ser necesarios medicamentos adicionales para controlar la inflamación del intestino.

Si el cáncer es la causa subyacente de la diarrea puede ser tratado bien con cirugía y / o con agentes quimioterápicos. El tratamiento depende del tipo de cáncer y el alcance de la invasión de este en el intestino. En algunos casos, la causa de la diarrea no puede llegar a determinarse por tanto se pueden utilizar algunos medicamentos para proporcionar un control sintomático del problema.

Pronóstico:

El pronóstico, por supuesto, dependerá de la causa de la diarrea. Aquella que se maneje fácilmente con la dieta y / o drogas  tendrá un buen pronóstico. En todos los casos, el diagnóstico precoz de la enfermedad evitará que los cambios a largo plazo en el intestino puedan ser irreversibles.

« última modificación: 15 de Junio de 2009, 11:00:45 am por TULI »

Desconectado Maria3

Re: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« Respuesta #2 en: 21 de Diciembre de 2008, 15:41:40 pm »
Muchas gracias Tuli. Copiar el texo aquí ayuda bastante  :D

Byakko, Suzaku, Marena, Taro, Itaca y Seiryuu

Adopta un gato www.madridfelina.com

Desconectado gatitos.catalunya (aka TULIGATOS)

  • Ragdoll
  • *
  • Mensajes: 3.013
  • Karma: +9/-5
  • Sexo: Femenino
    • http://www.gatitoscatalunya.com/
  • Gatos: Más de 10
Re: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« Respuesta #3 en: 21 de Diciembre de 2008, 23:00:10 pm »
Hola Maria3:

Ya...

De nada gráfica  :green:  :jeje:

Desconectado gatitos.catalunya (aka TULIGATOS)

  • Ragdoll
  • *
  • Mensajes: 3.013
  • Karma: +9/-5
  • Sexo: Femenino
    • http://www.gatitoscatalunya.com/
  • Gatos: Más de 10
Re: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« Respuesta #4 en: 15 de Junio de 2009, 11:08:06 am »
Os copio un artículo muy interesante y mucho más informativo / completo publicado en la revista " El mundo del gato " de un veterinario experto de gatos:

Nota- hay frases en color verde es decir que lo he escrito yo  ;) .

DIARREA EN EL GATO:“ALGO MÁS QUE UN SÍNTOMA”.

El intestino del gato se divide en dos tramos, el anterior, al que llamamos intestino delgado y que comprende, duodeno, yeyuno e ileón y el posterior al que llamamos intestino grueso y que comprende ciego, colón y recto. Las causas de las diarreas en el gato pueden asentar en cualquiera de estos tramos, aunque las zonas afectadas con más frecuencia son el duodeno y el colon. En el presente artículo he dividido la exposición en diarreas de intestino delgado y en las de intestino grueso, pero en el cuadro resumen las he unificado, porque muchas de ellas se pueden dar en ambos tramos, es decir tanto en el delgado como en el grueso. A su vez las he clasificado en agudas y en crónicas, en función de su duración y respuesta al tratamiento.

La diarrea es uno de los motivos de consulta más frecuentes en las clínicas veterinarias. Se define simplemente como las deposiciones que contienen un exceso de agua. En algunos casos puede haber aumento en la frecuencia de la defecación. La diarrea también se ha descrito en términos amplios y sencillos como “la evacuación demasiado rápida de heces bastante blandas”. La diarrea es la manifestación más clara de una disfunción intestinal. Puede deberse a un proceso primario que afecta directamente al aparato digestivo o bien ser consecuencia de otras enfermedades que afecten a riñón, hígado, páncreas, glándulas. Los veterinarios, para complicarnos la vida solemos clasificarlas según su localización(intestino delgado o grueso), mecanismo(osmótica, secretoria, exudativa) o según su causa, aunque esta última en muchas ocasiones es difícil de establecer.. Normalmente son procesos que se controlan con relativa facilidad, pero cuando nos encontramos ante un proceso crónico, es decir con un gato en el que hemos probado de todo y sigue sin hacer unas deposiciones adecuadas, los veterinarios, aunque nos cueste reconocerlo, estaremos ante un problema de muy difícil solución.
Un dato muy importante es conocer la duración del problema y esto no siempre es posible, ya que muchos gatos pasan la mayor parte de su tiempo en el exterior y sus propietarios desconocen por tanto cuanto tiempo hace que su animal está enfermo. Sobre estos animales, también será complicado recabar información sobre la naturaleza y carácter de la deposición, que nos ayudara mucho para saber en que zona del intestino se está produciendo el problema, y además el tratamiento será complicado porque el gato habrá días que este en casa a la hora de la medicación y otros que no. Estos contratiempos son difíciles de solucionar y para ello necesitamos siempre la colaboración del dueño del gato. Tampoco es nada extraño que un propietario nos traiga el gato comentando que está estreñido, cuando realmente lo que le ocurre es que tiene lo que llamamos tenesmo, es decir, la necesidad de defecar constantemente. Dado que raramente obtendremos una muestra de heces durante la consulta es de gran importancia que vosotros nos informéis de las características de las deposiciones, si tienen moco, sangre, color, apariencia, frecuencia, volumen, si hay urgencia o dolor al defecar. Los gatos con problemas intestinales suelen defecar en lugares inadecuados o bien cerca, pero no dentro de su bandeja sanitaria.
Las diarreas, a veces se acompañan de otros signos, como vómito, pérdida de peso, cambios en el apetito, flatulencia y borborigmos. La pérdida de peso es uno de los signos que más nos debe preocupar y más si va acompañado de inapetencia, aunque también existe un cuadro grave que es el de diarrea, pérdida de peso y aumento del apetito(algunos gatos con linfoma gastrointestinal presentan estas características y también algunos afectados de hipertiroidismo)

DIARREA AGUDA:

Los problemas derivados de la dieta, infecciones virales y parásitosis, son las causas más frecuentes de diarrea aguda. En estos casos los análisis de heces deben ser una rutina y a ser posible debéis entregar a vuestro veterinario más de una muestra, mejor tres de días diferentes.
Aunque las diarreas inducidas por la dieta son comunes, a veces es difícil su diagnóstico definitivo. Puede ser debida a un exceso de ingestión de comida, cambios repentinos en la dieta( en especial alimentos enlatados a base de carne), comidas en descomposición, intolerancia o alergia al alimento. La dietoterapia para gatos con diarrea aguda incluye restricción dietética durante 24-48 horas(para generar un estado de reposo fisiológico en el canal intestinal) seguida por la reintroducción gradual del alimento con una dieta blanda muy baja en grasa de fácil digestibilidad(pollo y arroz o una de las excelentes dietas hiperdigestibles que los grandes fabricantes de comidas para pequeños animales tienen en el mercado), que será ofrecida en pequeñas cantidades, varias veces al día, durante varios días. Aquí lo importante es que dejéis de preocuparos por tener a vuestro gato uno o dos días sin comer. No pasa nada. Los fracasos en los tratamientos vienen muchas veces derivados de qué el animal pide comida y vosotros se la dais y a las pocas horas vuelve de nuevo la diarrea. En caso de que vuestro gato además de tener diarrea, presente deshidratación, depresión y fiebre, será necesaria la realización de pruebas más específicas, empezando por un análisis de sangre. En caso de sospecha de alguna enfermedad vírica procederemos a la realización de pruebas específicas de Panleucopenia, Leucemia, Inmunodeficiencia o PIF.

DIARREA CRÓNICA:

La diarrea que no responde a la terapia convencional dentro de las dos o tres semanas, posteriores al tratamiento, puede ser considerada crónica y tendremos que realizar pruebas mucho más específicas.

-Diarrea crónica de intestino delgado:

Si llegamos a la conclusión de que se trata de un problema de intestino delgado, se puede tratar de una alteración de la digestión(enfermedad maldigestiva), de una mala absorción de los alimentos(enfermedad malabsortiva) o de alguna anormalidad funcional. Una mayoría de los pacientes con este tipo de diarrea padecen procesos de malabsorción, cuyas causas son variadas. Las alteraciones de la digestión suelen deberse a problemas pancreáticos, fundamentalmente a la insuficiencia pancreática exocrina.. Actualmente existe una prueba muy fiable para el diagnóstico de estas enfermedades que es la determinación de tripsina inmunoreactiva en suero (TLI), después de un ayuno de 12-18 horas. La enfermedad intestinal malabsortiva se puede dividir en enteropatias con pérdida de proteínas o sin pérdida de ellas. Un análisis de proteínas en suero nos puede sacar de dudas, pero debéis saber que los trastornos entéricos en el gato con pérdida de proteínas no son muy frecuentes. La hipoproteinemia (proteínas bajas en suero) indica un grado significativo de enfermedad en el gato y la biopsia intestinal estaría indicada si pensamos que en el intestino está la causa del problema, sin olvidar que además pueden estar dándose al mismo tiempo alteraciones hepáticas o renales concurrentes. Los análisis de orina para evaluar la función renal también están indicados. El hemograma puede ser de gran ayuda, en caso de que nos encontremos con elevación de glóbulos blancos(leucocitosis por inflamación), eosinofília(enteritis eosinofílica, parasitos), linfopenia absoluta(ausencia de linfocitos) y anemia(hemorragia, anemia de la enfermedad crónica, malabsorción de nutrientes). La presencia de una disminución del valor en sangre de las proteínas(albúmina o albúmina y globulina), se relaciona con problemas en intestino delgado, hígado o riñon.
Como podréis entender la realización de todas estas pruebas comporta un importante gasto, así que muchas veces lo que hacemos es intentar ensayos clínicos y ver los resultados, pero nunca lo haremos ante un gato que presenta un valor de proteinas anormal, ya que estos animales suelen empeorar los cuadros clínicos en un lapso de tiempo muy corto. Estos ensayos terapéuticos incluyen el uso de dietas hipoalergénicas, antihelminticos o antibióticos específicos para giardias, clostridium, o sobrecrecimientos bacterianos. Los ensayos dietéticos en general se prescriben entre 3-4 semanas, aunque algunos responderán de manera favorable en 3-14 días. Los tratamientos con antibióticos pueden llegar a ser necesarios durante 2 o 3 semanas. Una buena respuesta a estos tratamientos, nos evitará tener que realizar pruebas de elevado coste. Otras pruebas a tener en cuenta y que a veces tenemos que realizar son el análisis de muestras de contenido duodenal y medición de las concentraciones séricas de vitamina B 12 y folato. Un valor de B 12 por debajo de su rango normal puede indicar una enfermedad intestinal grave.
Otras pruebas complementarias que pueden estar indicadas son las radiografías de contraste y la ecografía que nos permiten visualizar estrechamientos, tumores o cuerpos extraños. En muchas ocasiones es más interesante realizar una ecografía porque el espesor de la pared intestinal se puede valorar mejor y la presencia de tumores o de inflamaciones de ganglios se visualizan más fácilmente.
El paso definitivo en muchos pacientes con diarrea crónica es la ejecución de una biopsia, mediante endoscopia o cirugía. Yo considero que una biopsia está justificada cuando estamos ante una diarrea crónica y la analítica ha dejado bien claro que se está produciendo una perdida de proteínas en el paciente.


-Diarrea crónica de intestino grueso:

En los casos leves, los procedimientos diagnósticos no difieren de lo expresado anteriormente, es decir, respuesta a los distintos tratamientos(antihelmínticos, dietas de eliminación, dietas hiperdigestibles. Si el cuadro persiste se puede optar por la realización de una citología fecal o raspados rectales en busca de Clostridium, células inflamatorias o de Histoplasmas. Otra prueba a tener en cuenta es el cultivo, si es que la citología rectal nos ha sugerido la presencia de algún germen como causante de la enfermedad. La biopsia de colón es otra opción a tener en cuenta. Todas estas pruebas deben ir precedidas de los análisis descritos en las diarreas de intestino delgado, es decir, análisis de sangre, de heces y de orina, para descartar que haya otras enfermedades añadidas.

En el siguiente cuadro están reunidas las causas más frecuentes de diarrea tanto de intestino delgado como de intestino grueso:


*-Síndrome de Malabsorción por enfermedad intestinal inflamatoria difusa crónica, como son la enteritis linfocítica/plasmocítica, eosinofílica y granulomatosa, linfangiectasia, linfosarcoma, atrofia vellosa, hongos, bacterias, parasitos o virus.

*-Enteropatía por perdida de proteinas, por enteritis linfocítica/plasmicítica, linfangiectasia, linfosarcoma , hongos, bacterias, parasitos o virus.


*-Factores dietéticos: ( es frecuente en los gatitos juguetones y semi-exteriores / exteriores )
   -colitis abrasiva por ingestión de cuerpos extraños (lana, pelos,plantas, huesos etc.)
*-Hipersensibilidad dietética: ( es dificil saber que si tiene alergía o no , para eso debe hacer pruebas de alergia de alimentos especificamente antes de que si el gato presenta 1 sintoma raro a corto plazo .)
   (¿alergia alimentaria?)
*-Diarrea sensible a la fibra :( no debemos dar pienso para esterilizados ni light )
*-Helmintos: Capillaria, Toxascaris y Toxacara, Dipylidium, Ancylostoma, Uncinaria,Dirofilaria etc
*-Protozoos: Giardias, Isosporas
*-Virus: Coronavirus del PIF, o Retrovirus como los de ViLeF; VIF
*-Bacterias: Salmonella, Clostridium, Coli etc.
*-Hongos: Histoplasma
*-Algas: Prototheca
*-Enfermedad intestinal inflamatoria idiopática:
                    -colitis linfocítica/plasmocítica
                    -colitis eosinofílico
                    -colitis supurativa
                    -colitis granulomatosa
*-Ulceración colónica medicamentosa:
    -esteroides y agentes antiinflamatorios no esteroideos.
*-Colitis asociada a pancreatitis.
*-Isquemia: trauma, infartación, vólvulo, estrangulación.
*-Intususcepción: cecocólonica, ileocólonica.
*-Tumores :benignos: pólipo adenomatoso
                 malignos: adenocarcinoma, linfoma, etc
*-Disfunción motora : Síndrome de intestino irritable.

Como veis por el cuadro expuesto las causas son múltiples y describirlas una por una con sus respectivos síntomas( además de la diarrea), y tratamientos ocuparía un libro entero. Por tanto voy a hacer un resumen muy general de las más importantes.






« última modificación: 15 de Junio de 2009, 11:23:00 am por TULI »

Desconectado gatitos.catalunya (aka TULIGATOS)

  • Ragdoll
  • *
  • Mensajes: 3.013
  • Karma: +9/-5
  • Sexo: Femenino
    • http://www.gatitoscatalunya.com/
  • Gatos: Más de 10
Re: Sobre los diferentes tipos de "DIARREAS":
« Respuesta #5 en: 15 de Junio de 2009, 11:23:13 am »
En los gatos los virus que con más frecuencia provocan alteraciones digestivas son el de la Panleucopenia y el Coronavirus entérico, sin olvidar al de la Leucemia y al de la Inmunodeficiencia. En algunos casos los gatos afectados de Panleucopenia solo presentan vómito y no diarrea. Cuando esta última se presenta es de tipo secretora y malabsortiva, y muy frecuentemente sanguinolenta,
Las parasitosis intestinales son más frecuentes en gatos que viven casi siempre en el exterior. Los Toxocara y Toxascaris suelen dar lugar a vómitos, mientras que los Anquilostomas y Uncinarias suelen provocar diarreas sanguinolentas. Los protozoos como las Giardias suelen dar lugar a diarreas de intestino delgado y las isosporas de intestino grueso. Las primeras pueden ser muy difíciles de erradicar y en ambos casos los tratamientos deben ser con antibióticos muy específicos y en dosis muy adecuadas. La presencia de bacterias se asocia con vómitos y con diarreas de intestino delgado, grueso o de ambos. Este tipo de infecciones suele asociarse con ambientes contaminados, contacto directo con animales infectados o la ingestión de aves muertas o de sus carnes mal cocidas. Su aparición también puede deberse a tratamientos con antibióticos, estrés o cambios dietéticos.
La obstrucción aguda de intestino delgado incluye la impacción con cuerpos extraños, lesiones constrictoras(vólvulo, hernias) y procesos que comprimen la luz intestinal(tumores). Si la obstrucción se sitúa en una zona muy posterior, dará lugar a diarrea o bien a estreñimiento. La diarrea puede llegar a ser sangre exclusivamente. Este tipo de procesos pueden causar necrosis de la zona intestinal afectada y peritonitis

La Giardia es una causa habitual de diarrea que puede aparecer de manera intermitente o bien de forma crónica. En ocasiones se acompaña de vómito. Es un parásito que cada día crea más problemas de resistencia a los antibióticos y además su presencia puede dar lugar a sobrecrecimiento bacteriano lo que hace más difícil su tratamiento. El estado del sistema inmune del gato, es al parecer muy importante en la resolución satisfactoria de esta enfermedad. En algunos países existe una vacuna para la prevención de la giardiasis, pero no es el caso de España.
La enfermedad intestinal crónica ahora está bien reconocida como una de las causas más comunes de diarrea en gatos. Se trata de un grupo de enteropatias crónicas caracterizadas por la presencia de células inflamatorias en la pared intestinal. Estás células pueden ser linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos, neutrófilos y macrófagos. Según el tipo de célula predominante se usará un termino u otro para definirlas(consultar cuadro). En los gatos, las que más veces han sido identificadas son: la enteritis eosinofílica y el síndrome hipereosinofílico. El último es el menos común de los dos pero el que más riesgo supone para la vida del animal.
Hay que tener sumo cuidado en el diagnóstico de estos procesos inflamatorios del intestino, ya qué el que una biopsia indique que hay células inflamatorias, no es suficiente razón para pensar directamente en esta patología. Por ejemplo, el hipertiroidismo, bacterias, virus, parásitos, alergenos alimenticios, cuerpos extraños o tumores también dan lugar a la presencia de células inflamatorias.
El sobrecrecimiento bacteriano es un síndrome que se caracteriza por la presencia de un exceso de gérmenes en el duodeno y yeyuno en el estado de ayuno, lo que puede redundar en malabsorción y diarrea. Es rara en la especie felina.
Los tumores a nivel intestinal suponen el 2% de todos los tumores felinos y por lo general son malignos. El más habitual en el gato es el linfoma. Otros tumores que pueden presentarse son adenocarcinoma, mastocitoma, fibrosarcoma etc.
Un gato con linfoma lo primero que va ha presentar es una diarrea crónica, que se acompañara de perdida de peso, reducción del apetito y letargia. Si el tumos asienta, además de en intestino en estómago habrá vómitos. Casos excepcionales son los gatos que en las primeras fases presentan un incremento del apetito. Es un tipo de neoplasia que diagnosticada a tiempo puede ser tratada con quimioterapia con unos excelentes resultados.
La diarrea es la manifestación más dominante asociada a la enfermedad del colon en los gatos. Se trata por tanto de una alteración del intestino grueso. Esta enfermedad puede ser provocada por alteraciones dietéticas, traumáticas, parasitarias, infecciosas o inmunes. También pueden deberse a tumores, obstrucciones y problemas funcionales(síndrome de intestino irritable).
Las diarreas producidas por alteraciones del colon, se caracterizan por aumento de las frecuencias, presencia de moco(como una baba blanca), a veces sangre fresca, urgencia en defecar y esfuerzo(tenesmo), lo que hace que el gato se mantenga en postura agachada durante un largo rato, sin que elimine nada(no confundir con estreñimiento), o tan solo sangre, moco o exudados.
Las diarreas de intestino grueso sensibles a la dieta y a las fibras, suelen remitir con un cambio de dieta balanceada de elevada digestibilidad(nivel de grasa moderado a restringido, con proteínas y carbohidratos digestibles). En el mercado se pueden encontrar muchas de estas dietas que se adquieren bajo prescripción veterinaria.
Una patología del colon bastante infrecuente, pero sumamente grave es el vólvulo colónico. Se produce una obstrucción intestinal completa, con necrosis de la zona, peritonitis séptica y finalmente muerte por choque séptico. Se presentara dolor abdominal, vómito, diarrea hemorrágica similar a una compota de frambuesas y colapso agudo.
Las colitis idipáticas crónicas(enfermedad intestinal inflamatoria), pueden estar provocadas por factores genéticos, dietéticos, bacterianos, inmunológicos y permeabilidad de la mucosa. Se incluyen en este grupo la colitis eosinofílica, neutrofílica, granulomatosa y linfocítica/plasmocítica. Los pólipos y tumores colónicos suelen producir diarrea con sangre y moco y tenesmo. En caso de malignidad nos encontraremos con metástasis en los ganglios linfáticos regionales.

La gastroenterología a sufrido un importante cambio en los últimos años que ha hecho posible, que ahora el enfrentarnos a un gato con diarrea crónica no nos cause tantas frustraciones. Ahora contamos con fibroendoscopios, ecógrafos y pruebas laboratoriales más específicas que nos permiten diagnosticar con más precisión, y con medicamentos que nos permiten tratar mejor y con mayor efectividad a nuestros pacientes.

Como habéis visto, la diarrea es “algo más que un síntoma”, que la mayoría de las veces remite con tratamientos no demasiado complicados; pero en otras ocasiones puede ser la manifestación de enfermedades mucho más importantes. Os recomiendo por tanto que si vuestro gato la presenta por un lapso de tiempo mayor de 24-48 horas acudáis a vuestro veterinario. Vuestro compañero os lo agradecerá seguro.